Dice la leyenda ……que un mesonero llamado Boulanger, al inaugurar la que se podría considerar la primera casa de comidas, puso un eslogan en la entrada, que rezaba en latín: «Venite ad me vos qui stomacho laboratis et ego restaurabo vos», que al castellano podríamos traducir como:«Venid a mí todos los de estómago cansado y yo os lo restauraré». De esa última palabra del eslogan derivaría el término restaurante.

Gustu es un restaurante de comida orgánica y de producción local, donde la salud y lo gourmet, lo original y lo vanguardista, lo divertido y lo nutritivo están unidos.

 

Me llamo Nieves Urrutia, y como la nuez moscada, necesito mi tiempo para que asome el fruto al exterior. La idea surge de unas ganas enormes de compartir todos los conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de mi vida profesional y personal.

 

He comprendido la importancia que tiene sobre nuestro estado de salud, sobre el entorno y el planeta, la práctica de una alimentación consciente, siguiendo los ritmos de la propia naturaleza, consumiendo productos naturales de la temporada y de la zona, aprendiendo a cocinarlos y cómo combinarlos. Un restaurante escuela me parece una forma amable y honesta de compartir esto.